Buscar

El ozono como nueva frontera terapéutica



La ozonoterapia es una técnica que utiliza el oxígeno-ozono con fines médicos para tratar una gran variedad de patologías. No presenta contraindicaciones (siempre bajo supervisión de un medico especialista), es una terapia natural y proporciona resultados de una forma rápida y persistente.

El ozono es un gas cuya molécula está formada por 3 átomos de oxígeno, con una mezcla de un 5% de ozono y un 95% de oxígeno.

Según la patología, se necesitan un determinado número de sesiones, generalmente entre 10 y 20. El animal que empieza las sesiones tiene que estar en una condición nutricional adecuada para que el organismo pueda poner en marcha todo un sistema de antioxidantes.

La ozonoterapia tiene distintas vías de administración y todo dependerá de la patología que se va a tratar.


¿QUÉ PODEMOS TRATAR CON OZONOTERAPIA?


OZONO EN TRAUMATOLOGÍA Patologías como la artrosis, procesos crónicos, dolor articular, tendinitis, bursitis, paresias, hernias discales, pueden ser tratadas con esta terapia proporcionando al paciente una calidad de vida considerable hasta el punto de evitar la eutanasia en aquellos casos en los que el animal ha perdido prácticamente toda su movilidad.

Además, la terapia con ozono incrementa el efecto analgésico obtenido por el efecto oxidativo directo de las biomoléculas y por acción a largo plazo de los efectos antioxidantes.


OZONO EN DERMATOLOGÍA Su gran uso en dermatología se ve destacado en el tratamiento de heridas (sobretodo aquellas de difícil cicatrización), piodermitis resistentes a los antibióticos, dermatitis atópicas y prurito. Combinando terapias convencionales con ozonoterapia reducimos o eliminamos la administración de fármacos prejudiciales a largo plazo.


OZONO EN MEDICINA INTERNA Gracias a su manera de actuar ayuda a reducir ciertos parámetros en sangre como la úrea, la creatinina, las transaminasas, mejora el metabolismo de la glucosa e incrementa la elasticidad de los eritrocitos.

Todos los pacientes geriátricos que padecen problemas vasculares pueden beneficiarse dado que el ozono disminuye la agregación plaquetaria y mejora la oxigenación de los tejidos, mejora la perfusión tisular y disminuye la resistencia vascular reduciendo así la hipoxia.


OZONO COMO ANTISÉPTICO Su efecto como bactericida, fungicida y antiviral es muy potente, incluso más que el de los productos convencionales utilizados en las clínicas como desinfectantes. Gracias a su capacidad oxidante destruye esos microorganismos que se ven desarmados frente al estress oxidativo que produce.


OZONO EN ONCOLOGÍA Como coadyuvante de la quimioterapia, cumpliría con una función doble, por un lado minimizando los efectos de la quimioterapia, pues estimula el factor de necrosis tumoral y de interferones, y por otro mejorando el ambiente antitumoral dado que las células cancerígenas están adaptadas en un medio sin oxigeno, tienen un sistema metabólico donde no hay oxígeno, y con una carga de oxígeno extra encuentran un freno a la multiplicación.


OZONO EN ENFERMEDADES INMUNOMEDIADAS Gracias a la acción inmunomoduladora del ozono medicinal, se convierte en un magnifico aliado permitiendo disminuir las dosis o incluso prescindir de los tratamientos inmunosupresores.


¿COMO SE APLICA?


LOCAL: Unos de los usos más amplio en veterinaria es con aceites ozonizados aplicados directamente en la zona a tratar. Además, mediante la aplicación de una campana de vidrio o una bolsa de plástico que rodea la zona a tratar. Se introduce en el interior de la misma una cantidad constante de la mezcla de ozono/oxígeno en diferentes concentraciones.


INFILTRACIONES: Infiltrando la mezcla oxigeno-ozono vía intrarectal, intradérmica, intraarticular.


ENDOVENOSA: Una forma de administración muy utilizada también es la autohemoterapia mayor, que consta en ozonizar la sangre y volver a introducirla vía intravenosa. Muy usada para enfermedades sistémicas.


INTRAMUSCULAR: la autohemoterapia menor se realiza inoculando sangre ozonizada por vía intramuscular. Obtenemos grandes beneficios en casos de alteraciones de sistema inumnitario.


En resumen, el fundamento para la aplicación de la ozonoterapia en veterinaria se basaría en la posibilidad de utilizar una terapia segura, eficaz, sencilla, muy versátil y sobretodo respetuosa con el organismo, eso sí, siempre que esta técnica sea implementada por manos expertas.


0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now