Buscar

Cual es la mejor comida para nuestras mascotas?

Actualizado: 22 de abr de 2018

Hoy en día, la mayoría de los propietarios alimentan a sus mascotas con pienso. A pesar de esta realidad, cada vez más se está difundiendo entre la gente el concepto de alimentación natural, echando la mirada hacia el origen del perro y sus ancestros.

Aunque este concepto es fiel a su biología y naturaleza, es importante no dejarse llevar por los extremismos, porque aunque el perro desciende del lobo hay evidencias que demuestran que durante la fase de domesticación (que empezó acerca de 15.000 años atrás) el perro ha desarrollado ciertas diferencias respecto a su antecesor (de esto hablaré en otro post).


A nivel taxonómico, el perro y el gato pertenecen al orden Carnivora donde el perro es considerado un carnívoro oportunista y el gato un carnívoro estricto.

Qué significa esto? Que el gato necesita introducir carne en la dieta para satisfacer a sus exigencias fisiológicas, mientras que el perro ha encontrado la forma de adaptarse a un tipo de alimentación más flexible. Ahora bien, es también importante aclarar que a pesar de esto, el perro no deja de ser un carnívoro y la alimentación más apta para él es una dieta carnívora. Además, hasta ahora no se ha demostrado que una dieta rica en proteínas animales (o exclusivamente de origen animal) es dañina en animales sanos, de hecho las autoridades no han establecido un límite máximo de proteínas en perros y gatos.


Las proteínas de origen vegetal de hecho no tienen un buen valor biológico. Y esto qué quiere decir? Que esas proteínas no contienen los aminoácidos esenciales para ellos, o sea aquellos que no pueden sintetizar por ellos mismos y que necesitan introducirlos con la dieta.


Muchos piensos presentes en el mercado del pet food llevan un porcentaje de cereales y proteínas de origen vegetal demasiado elevado, fundamentalmente por motivos económicos. Esto puede afectar tanto la digestibilidad como la calidad de las proteínas. El proceso de extrusión requiere un porcentaje mínimo de almidón para la fabricación de las croquetas, así que siempre encontraremos alimentos vegetales en la lista de ingredientes. Pero no hay que asustarse porque los perros (menos los gatos) son perfectamente capaces de procesar y digerir los cereales, pero está claro que no deberían encontrarse como alimentos principales!!

Según algunos estudios, el peligro más relevante en la comida procesada es la contaminación de micotoxinas (hongos), ácaros y el peligro de enranciamiento de las grasas. Sobre la primera cuestión es un problema de difícil control porque pueden derivar contaminados directamente de fábrica, mientras que las otras pueden ser manejadas gracias a ciertas conductas, por ejemplo, no comprando sacos grandes, manteniendo-los en sitios oscuros y frescos, y alejándolos de fuentes de aire.


Una dieta más natural y fresca es lo ideal para nuestras mascotas, porque posee ciertas ventajas como la elección de los ingredientes y la conservación de propriedades nutricionales (si se toman ciertas precauciones). Permiten al animal de vivir experiencias sensoriales olfativas y gustativas personales desarrollando particulares preferencias hacia una comida u otra.

PERO, es imprescindible dejarse asesorar por un veterinario nutricionista, que debe proporcionar una dieta correcta y balanceada según los requerimientos fisiológicos del animal. Además es importante ser informados sobre los riesgos sanitarios de posibles infecciones/infestaciones. Y sobretodo, para que la mascota no llegue a tener carencias nutricionales.


En conclusión, la comida perfecta no existe. Sí existen particulares exigencias del animal que van respetadas, y cada caso es un mundo!

El mensaje que he querido transmitir es que no hay que demonizar ni extremizar ningún tipo de comida y que cada persona es libre de eligir lo que más encaja según su situación, siempre y cuando se respete la naturaleza de sus mascotas.










84 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now